5 November, 2017

Sobre mi

Si tuviera que resumir en una frase mi proceso de separación sería 

Cómo superar una separación
y salir reforzada

Foto Susana Echevarría

Breve historia:

Soy madre separada hace 6 años, con un hijo . Tengo 44  y he pasado un divorcio complicado que ha incluido juicios, alienación parental, órdenes de embargo, cambios de custodias, enfermedades mentales, recursos económicos limitados, con la familia en otra ciudad y en el último año con despido incluido. A día de hoy sigo aprendiendo cómo mejorar y ser más feliz en mi vida y con mis circunstancias.

La obsesión:

El primer objetivo de una madre separada es que sus hijos estén seguros y bien atendidos. Para conseguirlo, la estabilidad económica se convirtió en mi obsesión, aceptando trabajos por debajo de mis capacidades que me permitieran pasar tiempo con mi hijo. Aunque me facilitaron la estabilidad que buscaba seguía pensando en cómo aportar a mi entorno una forma de superar una separación lo menos traumática y más sencilla posible, dado que yo me sentí muy sola y perdida cuando me toco vivirlo.

La decisión:

Por ello decidí utilizar mis conocimientos técnicos como Licenciada en Psicología, Certificada en Coaching, y experta en Inteligencia Emocional junto con mi experiencia en formación y trato con mujeres separadas, para acompañar a otras madres separadas que se encuentran en la situación de descontrol, desconocimiento y desmotivación que se produce en las primeras fases de la separación y motivarlas a hacer los cambios que sean ecológicos en su vida para llegar allí donde deseen..porque se puede!!

¿Porqué el proceso es sólo para mujeres?

Sencillo.

  1. Las mujeres procesamos la información y afrontamos la vida y los problemas de forma diferente que los hombres, ni mejor ni peor, diferente. Lo sé, soy mujer.
  2. Los más perjudicados en una separación son los hijos si no se gestiona bien. Nuestra forma de vincularnos a los hijos es diferente de los hombres. Lo sé, soy madre.
  3. Las mujeres estamos acostumbradas a tratar con emociones, hablarlo entre nosotras, analizarlas, descontrolarlas, entenderlas, por lo que estamos más receptivas. Para los hombres no es tan fácil ni aceptado socialmente hablar de emociones entre ellos. Lo sé, he conocido diferentes hombres.

¿Que te puedo aportar?

  • La experiencia de haber vivido y sentido igual o parecido a tí.
  • Un proceso de acompañamiento en el que maduran las emociones y te permite descubrirte en un entorno seguro, organizado y liderado por una profesional especializada en Inteligencia Emocional para mujeres.
  • Un entorno colaborativo y de crecimiento entre mujeres, madres y separadas/divorciadas.

 

Si quieres consultarme alguna cuestión que te preocupa, no lo dudes!! Eres bienvenida a la comunidad de madres que superan su separación con hijos.